Neem – Aprende sobre la naturaleza

Clasificación cientifica

Reino: Plantae Ordenar: sapindales (sin clasificar): angiospermas (sin clasificar): Eudicotiledóneas (sin clasificar): rosadas Familia: meliáceas Género: Azadirachta Especies: A. Indica Nombre binomial: Azadirachta Indica

El Neem, conocido biológicamente como Azadirachta Indica, es un árbol herbáceo perteneciente a la familia Meliaceae. Es endémica de India, Bangladesh, Myanmar, Sri Lanka, Pakistán y Malasia. También se le conoce como árbol milagroso, principalmente debido a sus propiedades medicinales. En la India, se denomina Nimba y en sánscrito se denomina Arishta, que significa el que alivia las enfermedades.
Es un árbol de hoja perenne y de larga vida que en realidad se originó en Birmania, desde donde se extendió a muchos otros lugares y ahora se puede ver en todo el mundo. Todas las partes del árbol de Neem como semillas, flores y hojas son de gran utilidad en aplicaciones terapéuticas. Según algunos herbolarios, el uso de hojas de Neem con vaselina puede curar cortes, heridas y quemaduras. Hacer gárgaras con hojas de Neem añadidas al agua curará el dolor de garganta. También ayuda a reducir la picazón de la piel y masticar algunas hojas como suplemento dietético todos los días estimulará el sistema inmunológico.

Historia

El neem tiene una rica y larga historia. Los registros que datan de hace 4500 años mencionan el uso de las partes del árbol de Neem. Todas las partes como la fruta, el aceite, la semilla, la corteza y las raíces se usaban para preparar preparaciones medicinales. El término que se refería al árbol de Neem en el primer milenio antes de Cristo era “Sarva Roga Nivarini”, que significa, la cura para todas las enfermedades. La gente de antaño usaba el árbol de Neem como remedio casero para enfermedades generales. Los antiguos religiosos hindúes creían que plantar un árbol de Neem en la casa, el patio daría un pasaje al cielo. En la mitología, estaba relacionado con el dios de las medicinas conocido como Dhanmatri.

Anatomía

El árbol de Neem es un árbol perennifolio perteneciente a la familia de la caoba, que alcanza de 15 a 20 m de altura. Aunque es de hoja perenne, arroja hojas en el clima seco y seco. Desarrolla grandes ramas y la corteza tiene un tono gris oscuro. Las grietas de color más claro son visibles en la corteza. La copa del árbol es extensamente densa y de forma redonda que crece hasta un diámetro de 15 a 20 m en árboles maduros o viejos. Produce frutos amarillos con pequeñas flores blancas.

Hábitat

El árbol de Neem se puede ver como un árbol de cultivo en muchas regiones tropicales y subtropicales. Es resistente a casi todos los climas excepto heladas severas. Se puede encontrar en su hábitat original y en los lugares donde es plantado por la gente. Es resistente a la zona 10 y 12 de EE. UU.

Suelo para plantar

El árbol de Neem se puede encontrar en casi todos los lugares debido a su naturaleza para adaptarse a todo tipo de suelos. Se puede cultivar en suelos rocosos, secos e infértiles. El suelo preferible para el crecimiento saludable del árbol de Neem es el suelo arenoso donde sus raíces pueden crecer profundamente en el suelo. Los árboles de Neem no prefieren en absoluto el suelo anegado, ya que el anegamiento puede matar las raíces de Neem. Del mismo modo, no puede tolerar el suelo salado. El valor de pH necesario para el árbol de Neem es de 6,2 a 7, pero se puede ajustar en suelos que tengan un valor de pH de 5 a 8.

plantación

El clima más adecuado para cultivar el árbol de Neem es el clima cálido, por lo tanto, si se planta en una zona donde a menudo hay un clima frío, las posibilidades de que el árbol de Neem prospere son muy bajas. En cuanto al cultivo de interior, el método obvio es cultivar en un contenedor o maceta. La propagación a partir de semillas es un buen método, por lo tanto, trate de obtener semillas frescas y siembre en una maceta que contenga una mezcla para macetas. Se le debe proporcionar una mezcla para macetas de alta calidad para suministrar suficientes nutrientes para igualar lo que obtendría del suelo con la ayuda de sus grandes raíces, cuando se cultiva al aire libre. Por lo general, las semillas de Neem tardan de 1 a 3 semanas en germinar y, si es en un clima frío, puede demorar demasiado. Una vez que la planta comience a emerger, debe fertilizarse regularmente con un fertilizante balanceado. Aplique un fertilizante orgánico mensualmente y una emulsión de pescado diluida para un crecimiento constante. Aplique agua en el período inicial, pero debe tener cuidado para evitar el exceso de riego, ya que puede provocar la pudrición de la raíz y hongos.

Riego

Como cualquier otra planta, las plantas de Neem requieren un riego regular para establecerse, pero una vez establecidas, requieren mucha menos agua. Se le conoce como resistente a la sequía ya que se puede ver en zonas de clima seco donde la precipitación es inferior a 200 mm anuales.

Temperatura y humedad

El árbol de Neem es resistente al clima cálido y puede tolerar una temperatura de hasta 120 grados F, pero no puede tolerar las heladas. El árbol de Neem muere en un clima frío donde la temperatura es inferior a 40 grados F, ya que en ese clima, el árbol comienza a perder hojas. La temperatura adecuada para el árbol de Neem es entre 50 y 98 grados F. Los especímenes más jóvenes son más sensibles a los climas fríos.

Cuidados de Floración y Maduración

El aspecto más importante es la luz del sol. Debe colocarse en un lugar soleado donde pueda recibir suficiente luz solar y debe estar igualmente protegido de las heladas. La poda regular alentará al árbol a crecer más rápido con nuevos brotes. La poda a fines del verano y la primavera será beneficiosa. Proporcione a la planta de Neem fertilizantes ricos en nutrientes con regularidad.

Plagas y Enfermedades

Plagas: El árbol de Neem se planta en todas las casas principalmente porque está libre de plagas.

Enfermedades: se encuentran comúnmente enfermedades como la pudrición de la raíz y ciertos microbios que afectan el tallo y las ramitas.

Usos

Todas las partes de este árbol milagroso son de gran utilidad. Es un árbol fácilmente disponible y por lo tanto podemos hacer uso de las hojas para remedios caseros. Por ejemplo, las hojas secas se guardan en los armarios para evitar que los insectos se coman la ropa. Ayuda a mantener alejados a los mosquitos cuando se queman las hojas. Algunas personas también lo colocan en latas de arroz para evitar insectos. En el tratamiento de Ayurveda, a menudo se usa para un baño, y especialmente cuando está afectado por la varicela. Las hojas se pueden convertir en una pasta y usarse para tratamientos de la piel. Se utiliza en la fabricación de cremas para la piel, aceites, lociones, jabones, enjuagues faciales, enjuagues bucales, pasta de dientes y champús. Los investigadores afirman que ingerir las hojas o preparar un té con ellas o consumir las tabletas de Neem limpiará el sistema del cuerpo, ayudará en la digestión y aliviará los problemas gastrointestinales. También potencia el poder inmunitario, cuidando así el sistema inmunitario y previniendo problemas hepáticos. El aceite extraído de sus semillas es la parte más importante del árbol y se utilizan en la fabricación de cosméticos y con fines médicos. Es muy utilizado en el mundo occidental como un efectivo insecticida para la vegetación. Es un repelente de insectos que se puede utilizar en agricultura ecológica. Su madera es útil en la fabricación de muebles.

Deja un comentario