¿Los apicultores se pican cuando trabajan con abejas?

Misfit Animals es compatible con lectores. Cuando compra a través de enlaces en nuestro sitio, podemos ganar una comisión de afiliado sin costo alguno para usted. Aprende más.

¿Alguna vez te has preguntado cómo evitan los apicultores ser picados por las abejas? ¿O si les pican todo el tiempo, pero ya se han acostumbrado?

Esos son algunos de los temas que discutiremos en este artículo.

Los apicultores son un tipo único de personas. Sienten una pasión imperecedera por sus amigos revoloteantes y trabajan duro para protegerlos de cualquier daño.

Echemos un vistazo más de cerca a sus rutinas y precauciones de seguridad utilizadas al manipular abejas para evitar ser picadas.

¿Los apicultores se pican?

Sí, los apicultores se pican cuando trabajan con abejas, pero no sucede muy a menudo. Los apicultores aprenden a mantenerse seguros cuando trabajan con abejas, como usar un velo y una máscara, o incluso un traje protector completo.

Las abejas son muy defensivas con la naturaleza y, en ocasiones, intentarán proteger su colonia. A medida que los apicultores trabajan cada vez más con las abejas, los pequeños insectos zumbadores pueden acostumbrarse al apicultor.

Una regla general es mantener la calma al manipular abejas. Si no representas una amenaza, las abejas también mantendrán la calma.

¿Con qué frecuencia son picados los apicultores?

Los apicultores no son picados muy a menudo. La mayoría son picados menos de 10 veces en un año.

Esto, por supuesto, varía según la cantidad de tiempo que pasan alrededor de sus abejas, cuántas abejas manejan, qué medidas de seguridad usan, etc.

Otro factor importante es la naturaleza agresiva de las abejas. Si un apicultor maneja abejas agresivas, serán picadas con más frecuencia.

aguijón de abeja

¿Cuántas veces son picados los apicultores al año?

La mayoría de los apicultores solo experimentan picaduras unas pocas veces al año, por lo general no más de 10 veces.

La apicultura es un pasatiempo para algunos, pero otros la convierten en su profesión. A medida que los apicultores trabajan más con sus abejas, es probable que las piquen con más frecuencia.

Aunque el tiempo que los apicultores pasan con la colmena varía, la cantidad de veces que son picados por año también depende de cuán gentiles o tranquilas sean las abejas.

¿Los apicultores se acostumbran a las picaduras de abeja?

Los apicultores nunca dejan de recibir picaduras, pero pueden acostumbrarse y desarrollar una tolerancia natural hacia el veneno de abeja.

Un estudio de 2016 mostró que los síntomas después de una picadura de abeja eran menos graves en los apicultores que en las personas normales. [1]

Curiosamente, el estudio también mostró que los síntomas eran menos graves cuanto mayor era el apicultor. Esto sugiere que cuanto más pican a los apicultores, más tolerancia desarrollan, y que este nivel de tolerancia sigue aumentando.

Algunas personas afirman que si los apicultores son picados lo suficiente, eventualmente se volverán completamente inmunes al veneno de abeja.

Otros dicen que no importa cuántas picaduras reciban, les dolerá mucho.

Relacionado: ¿Las abejas melíferas pican?

¿Los apicultores son inmunes a las picaduras?

En un estudio realizado por la Escuela de Medicina de Yale, los investigadores descubrieron cómo volverse inmune a las picaduras de abejas.

Parece que la exposición a un componente tóxico crítico que se encuentra en el veneno de abeja puede inducir inmunidad. Eso explica cuántos apicultores pueden manejar una gran cantidad de picaduras y no lesionarse o morir por un shock anafiláctico. [2]

El estudio incluyó la inyección de ratones con un componente alérgico llamado fosfolipasa A2 (PLA2). Cuando se inyectó, el PLA2 desencadenó una cascada de respuestas inmunitarias para combatir la toxina.

Cuando se exponen a suficiente PLA2, los ratones eventualmente desarrollan inmunidad.

“Estos hallazgos respaldan el argumento de que las respuestas alérgicas evolucionaron para protegernos de sustancias ambientales nocivas”. – Autor principal Ruslan Medzhitov, profesor de inmunobiología en la Facultad de Medicina de Yale e investigador del Instituto Médico Howard Hughes.

Cómo los apicultores evitan ser picados

Aunque a los apicultores les encanta trabajar con las abejas, quieren evitar que les piquen. Utilizan una serie de protocolos seguros para ello.

1. Use equipo de protección

Los apicultores usan equipo de protección para evitar ser picados por las abejas. Usan este traje de apicultura para mantenerse a salvo.

Este atuendo generalmente consiste en un sombrero pesado con velo, guantes, chaqueta y botas, y la mayor parte está cubierta por tela blanca.

Mucha gente piensa que su aspecto se asemeja al de un astronauta o explorador espacial, por lo que a estas personas también se les llama “abejas astronautas”.

El color del traje es importante, ya que las abejas se sienten amenazadas por los colores oscuros, pero ven los colores claros como amistosos.

Apicultor trabajando para recoger miel.

2. Usa un ahumador

Los apicultores usan un ahumador para evitar ser picados.

Cuando se enciende el ahumador, el apicultor bombea aire para producir el humo. Luego, dirigen el humo hacia las abejas que están cerca o dentro de sus colmenas.

El ahumador funciona creando humo a partir de la combustión lenta de varios combustibles. Cuando las abejas inhalan el humo, se calman, lo que facilita trabajar con ellas. O más bien, evita que se agraven.

Las máscaras de humo alarman las feromonas que las abejas producen cuando se sienten amenazadas.

Relacionado: ¿Por qué los apicultores usan humo?

apicultor usando guantes y usando un fumador en una colmena abierta para calmar a las abejas.  Recolección de miel.

3. Evite trabajar en condiciones climáticas extremas

Para evitar las picaduras, los apicultores trabajan con las abejas cuando están tranquilas. Por lo tanto, hay una regla importante: evite trabajar en condiciones climáticas extremas.

Cuando hace mucho frío, mucho viento o cuando llueve mucho, las abejas se irritan fácilmente y, por lo tanto, es más probable que piquen al apicultor.

Si solo trabajas con abejas cuando hace buen tiempo, te pican menos.

apicultor trabajando en colmena

4. Coloque la colmena fuera del camino

Cuanto más tiempo pases alrededor de una colmena, sin equipo de protección, mayor será la probabilidad de que te piquen. Si coloca su colmena cerca de su casa, lo más probable es que termine mal, pero si la coloca fuera del camino, las abejas se mantendrán apartadas.

No coloque la colmena cerca de senderos u otros lugares por donde pueda pasar gente.

Las abejas aprovecharán el fácil acceso a las fuentes de alimentos, incluso si eso significa invadir su canasta de picnic.

colmena artificial

5. No te quedes cerca si no es necesario

Si estás fuera del camino, las abejas no te picarán. Por lo tanto, cuando no estés manejando las abejas, da un paso atrás. No hay razón para tentar a las abejas.

Es importante tener en cuenta que es casi imposible evitar que te piquen por completo cuando tienes abejas. Tendrás que meterte en medio de las abejas en algunos puntos, y es imposible mantenerlas calmadas todo el tiempo.

apicultor-o-apicultor-recogiendo-polen-de-la-colmena (1)

6. Llene las colmenas con genética suave: evite el comportamiento agresivo

Los apicultores también deben tener cuidado de poblar sus colmenas con genética suave, evitando el comportamiento agresivo de las abejas cuando sea posible. [3]

Solo traer abejas con una genética suave a un colmenar es esencial para garantizar la productividad y la supervivencia tanto de la colmena como de sus habitantes.

Las abejas que exhiben un comportamiento agresivo tienen más probabilidades de morir antes de que puedan contribuir a la colmena, lo que perjudica la productividad futura.

Y reducirá la cantidad de picaduras que recibirá.

Abejas volando alrededor de la colmena

7. Mantenga la calma y maneje con cuidado

Cuando se trata de la apicultura, lo más importante que puede hacer es mantener la calma. Si estás en pánico, lo más probable es que las abejas también comiencen a agitarse.

Maneje las abejas con cuidado, tome sus precauciones de seguridad y disfrute el proceso.

Por supuesto, debes evitar matar a cualquiera de las abejas en el proceso. Dañar a cualquiera de las abejas es la forma más rápida de ser atacado.

Puedes tocarlos y dejar que se arrastren sobre ti sin ningún problema, pero no los aplastes, golpees ni lastimes.

apicultor-controlando-colmena-y-marco-de-peine (1)

¿Por qué las abejas no atacan a los apicultores?

Una abeja solo picará como último recurso, pero no dudará cuando su colonia se vea perturbada y amenazada, entonces, ¿por qué no pican a los apicultores?

El hombre moderno de hoy utiliza la tecnología para criar abejas. Hay equipos de protección, ahumadores y otros medios para ayudar a los apicultores a mantenerse sanos y salvos cuando trabajan.

Los apicultores modernos usan trajes de abejas y herramientas especiales cuando inspeccionan sus colmenas. Un traje de abeja típico tiene una cubierta de cuerpo completo, una red sobre la cara, guantes en las manos y zapatos cerrados para los pies.

Las herramientas incluyen un “extractor” que separa la miel de los panales y un ahumador (que calma a las abejas).

Los apicultores también son maestros en el comportamiento de las abejas. [3]

apicultor-controlando-colmena-y-peine-marco cuidadosamente (1)

Saben que las abejas suelen estar tranquilas en climas tranquilos y cálidos, pero se vuelven más agresivas cuando las condiciones se vuelven extremas.

Uno de los aspectos más importantes, a la hora de evitar ser picado, es mantener la calma. Los apicultores pasan mucho tiempo con las abejas, por lo que están acostumbrados a manipularlas.

Saben cómo moverse, no se asustan cuando las abejas trepan sobre ellos y las manejan con cuidado y respeto.

La combinación de todos estos aspectos da como resultado una tasa de picadura más baja.

¿Duele la picadura de abeja?

Las picaduras de abeja duelen, y generalmente mucho. Dependiendo de su umbral de dolor y de si le han picado varias veces antes, este dolor puede ser muy intenso.

Los humanos tenemos dos tipos diferentes de receptores del dolor: nociceptores y mecanorreceptores.

Cuando las abejas pican, el veneno parece estimular tus nociceptores tan intensamente que envían un mensaje a tu cerebro diciendo que te han lastimado.

Los receptores del dolor están ahí para protegernos. Estas señales de dolor son una forma en que el cuerpo le permite al cerebro saber que algo anda mal. Si no tuviéramos receptores del dolor, podríamos poner nuestras manos sobre la estufa sin sentir nada, lo cual sería muy malo.

Ahora, si bien la picadura de una abeja duele, generalmente no es una situación que ponga en peligro la vida. Si eres alérgico a las abejas, esta es una historia diferente. En este caso, debe buscar atención médica de inmediato.

picadura de hormiga

Qué hacer si te pica una abeja

Ser picado por una abeja nunca es divertido. Si tienes la mala suerte de que te piquen, hay algunas cosas que puedes hacer para aliviar el dolor y la incomodidad.

Si es la primera vez que te pican, es posible que te sorprenda lo mucho que duele. En primer lugar, trate de evitar el pánico. Mantener la calma es siempre el mejor curso de acción, ya que esto le permite pensar lógicamente sobre sus próximos pasos.

Como se indicó anteriormente, si es alérgico a las abejas, debe buscar atención médica lo antes posible.

En primer lugar, lave la picadura con agua y jabón. Esto enjuagará cualquier exceso de veneno que no haya llegado a su sistema.

A continuación, aplique una bolsa de hielo en el área. Todavía puede ayudar a aliviar parte del dolor, así como a reducir la hinchazón que pueda ocurrir.

Si no ve ningún signo de una reacción alérgica después de la picadura, se puede aliviar el dolor temporalmente aplicando hielo en el sitio durante unos 20 minutos. También puede tomar paracetamol o ibuprofeno para aliviar el dolor.

Si aún siente dolor después de unos días, es posible que desee buscar atención médica.

ampolla grande por picaduras de insectos

Conclusión

Los apicultores se pican, pero no sucede muy a menudo (generalmente menos de 10 veces al año). A medida que los apicultores son picados cada vez más, desarrollan una tolerancia natural contra el veneno, lo que hace que las picaduras de abeja sean menos dolorosas.

A pesar de que los apicultores tienen una mayor tolerancia al veneno de abeja, todavía quieren evitar ser picados. Para hacer esto, usan equipo de protección, ahumadores, evitan trabajar en climas extremos y manejan a las abejas con cuidado.

Si te pica, debes lavar el área infectada y aplicar una bolsa de hielo. Esto debería ayudarlo a evitar parte de la hinchazón y el dolor que acompañan a una picadura de abeja.

preguntas frecuentes

Cómo no pican a los apicultores

Los apicultores no se dejan picar porque saben cómo interactuar con las abejas de una manera que no las irrita ni las agita. También toman varias precauciones de seguridad.

¿Puedes manejar abejas sin que te piquen?

Sí, puedes manejar abejas sin que te piquen. Puede parecer imposible, pero existen algunas herramientas y técnicas que te ayudarán a acercarte a las abejas sin que te piquen.

Primero, necesitarás un traje de abeja y guantes, que puedes encontrar en ciertas tiendas minoristas y en línea.

En segundo lugar, necesitará las herramientas adecuadas: un ahumador de abejas y una herramienta de extracción. El ahumador emite humo que calma a las abejas, y la herramienta de extracción se mete en el nido de abejas en busca de suministros para que pueda evitar tocarlas.

En tercer lugar, deberá moverse lenta y tranquilamente alrededor de las abejas. No hagas movimientos bruscos, ya que esto podría desencadenar una respuesta agresiva en las abejas.

¿Te acostumbras a las picaduras de abeja?

Las personas desarrollan inmunidad al veneno de abeja con el tiempo porque sus cuerpos producen anticuerpos para combatir el veneno. Estos anticuerpos se crean en respuesta directa a la picadura de una abeja varias veces.

Esto significa que, para acostumbrarse a las picaduras de abejas, debe ser picado varias veces. Un estudio mostró que los síntomas eran menos severos en los apicultores mayores, a quienes les habían picado más.

¿Cómo evitan los apicultores ser picados cuando recolectan miel?

Los apicultores toman precauciones para evitar ser picados cuando recolectan miel. Una de esas precauciones es usar guantes gruesos para proteger las manos al llegar a la colmena.

También se usa un ahumador para mantener a las abejas tranquilas, y esto puede ayudar a prevenir las picaduras.

Al recolectar miel, los apicultores pueden usar una tabla de humos. Este está hecho de madera y tiene una pantalla en la parte superior. El apicultor coloca la tabla de humos sobre las abejas y luego las fuma.

Deja un comentario